miércoles, 30 de marzo de 2016

ARGENTINA:Designaron en una radio pública a la ex vocera de Lewis, el millonario inglés que alojó a Macri


Trabajaba para Joseph Lewis, el polémico dueño de la casa donde se hospedó la familia presidencial en Lago Escondido. La nombraron al frente de la Radio Nacional de Neuquén. Todos los detalles.
Mauricio Macri y su familia viajaron al sur argentino durante la visita del presidente estadounidense, Barack Obama, y volvieron después de su partida para descansar durante el fin de semana largo. La polémica se sucitó porque la familia presidencial se alojó en la priopiedad del polémico empresario británico Joseph Lewis, dueño del club inglésTottenham, quién es cuestionado por haber cerrado al acceso al Lago Escondido. Ahora, su ex vocera fue designada al frente de la Radio Nacional de Neuquén.

La mujer elegida es la abogada  Dalila Pinacho, una militante del PRO, que asumió sus funciones en un acto en Neuquén capital con la presencia del secretario de Medios Públicos, Jorge Sigal. Los cargos directivos de Radio Nacional en las distintas provincias del país son definidos directamente por la estructura del Gobierno nacional en Buenos Aires, tal como ocurre con las corresponsalías de la agencia de noticias Télam.

Pinacho fue vocera de Lewis de manera oficial hasta el 2010, pero aseguran que durante los últimos años fue el filtro que se debía atravesar para mantener un contacto directo con el multimillonario.  Según el diario Clarín, en 2007 mantuvo en El Bolsón una fuerte discusión con la diputada Elisa Carrió defendiendo la figura de Lewis. En este debate, Pinacho acusó de mentirosa a Carrió, quien criticaba la figura del millonario y sus actividades en la cordillera.    

Macri, más complicado que Boudou

Mauricio Macri decidió transitar su nuevo descanso -el tercero desde que asumió- en las instalaciones de un cuestionado empresario británico. El hecho fue dado a conocer por el diario Clarín, tal vez a modo de venganza, luego de que el mandatario argentino le entregue material exclusivo de la visita de Obama a medios extranjeros. En esta nota, quién es el magnate inglés que hospedó al presidente argentino.
Mauricio dijo una cosa e hizo otra
Puede sorprender o no: “Clarín” mandó en cana a Mauricio Macri a raíz de una mentira que podría calificarse como oficial. Al viajar al sur para secundar al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, el presidente argentino, Mauricio Macri, anunció que descansaría en Villa La Angostura, y por supuesto, era previsible que lo hiciera en aviones oficiales.
Pero nada de eso sucedió: Macri se movilizó en una nave aérea que pertenece a un empresario británico. El presidente y su familia, la empresaria textil Juliana Awada y su hija Antonia, se hospedaron en la estancia “La Escondida”, perteneciente al cuestionado Joe Lewis.
Se trata de un empresario afincado en Liford Cay, Las Bahamas, cuya fortuna es estimada en u$s 5,3 mil millones. Según la revista Forbes, es la 277° persona más rica, y el séptimo en Gran Bretaña. Además, regentea una comunidad de golf para ricos que llama Albany.
Cuando Lewis compró la propiedad cercana a Lago Escondido, provincia de Río Negro, prohibió el acceso a éste a la población. Eso generó controversia, porque la Constitución establece que en la Argentina esos espacios son públicos.
Pero no importó siquiera que el área estuviera “protegida”: Lewis hizo lo que quiso sin que se registraran a la fecha reclamos por parte de gobiernos nacionales o provinciales.
El empresario incursionó en diferentes negocios, entre ellos los vinculados a la Bolsa. Se asoció con el magnate húngaro Jorge Soros y apostó incluso contra la libra esterlina, ganando, tal vez, más que su compañero.
En Las Bahamas actúa en un paraíso fiscal y paga escasos impuestos, tal como lo establecen las normas de esos países, que favorecen a usureros y especuladores por sobre la propia población.
Cuando a fines de 1992, Lewis se asoció a Soros, hizo su apuesta a la caída de la libra para que quedara fuera de la Unión Europea (el European Exchange Rate Mechanism), y se enriqueció de modo exponencial. Así, alcanzó a convertirse en el mayor inversor de Tavistock Group, con empresas registradas en cerca de 20 países.
Joe Lewis es fuerte inversor en laboratorios de biotecnología y salud para Central Florida. También su multinacional actúa en un centro de actividades de investigación de biomedicina y ciencias médicas, conocido como Lake Nona Medical City.
Esa ciudad médica contiene la University of Central Florida College of Medicine y la Sanford-Burnham Medical Research Institute. En la actualidad, la manipulación en las investigaciones biomédicas relacionadas con la venta de medicamentos son parte de enormes negocios de especulación en todo el mundo.
Casell Bryan y Kate Kelly, del “The Wall Street Journal”, revelaron el 17 de marzo de 2008, que Joseph Lewis hizo su fortuna en los juegos de azar de monedas. Incluso sufrió pérdidas considerables en ese rubro.
“Lewis hizo su fortuna como comerciante de la divisa, una vez amasar una participación del 30% en International PLC subastador de Christie, y ha pasado la última década la inversión en una serie de empresas, incluyendo bienes raíces, petróleo y gas, y los deportes”. El petróleo y el gas podría explicar, en parte, su interés en posicionarse en La Patagonia.Aunque Macri pidió que le adecuaran las cabañas de Cumelen, no dio señal alguna por ahí: eligió pernoctar en los campos que tiene el inglés.
Lewis, “el boxeador”
La nota también cuenta que Lewis era el hijo del dueño de un café en el East End de Londres; trabajó allí y “luego se expandió el negocio familiar para crear un pequeño imperio de restaurantes temáticos. Él adquirió el apodo de “el boxeador”, en parte porque su nombre es similar a la leyenda del boxeo Joe Louis y también debido a su enfoque astuto para los negocios”.
La zona del lago ocupado por Lewis está dentro de más de 10 mil hectáreas, reservas de agua y vegetación de la Patagonia. Se señala también que el empresario lidera el proyecto “Laderas”, desde dos sociedades que toma recursos naturales fuera de las leyes argentinas y posiblemente dentro de tierras fiscales con privatizaciones ilegales.
Es la zona de la Pampa de Ludden donde sostienen que Lewis pretende construir un centro de ski en pistas cedidas de forma oficial y que afectarían incluso al cerro Perito Moreno. Habría un proyecto de crear una ciudad satélite para ricos, por lo que intentan expulsar a la población de la región.
Alberto Weretilneck, gobernador de Rio Negro, se enfrenta con autoridades y con el mismísimo pueblo de El Bolsón, sólo por defender los intereses de Lewis.
Los habitantes, en tanto, sólo son respaldados por la Asamblea en Defensa del Agua y la Tierra. Mientras tanto, Lewis trabaja sobre unas 50 hectáreas. Se supone que el gobierno británico no es ajeno a una instalación en La Patagonia de un ciudadano del reino, teniendo en cuenta su proyección futura en la región.
Fue “Clarín” el que dio a conocer que Macri nunca estuvo en Villa La Angostura. “Solo salió del campo de Lewis para despedir a Obama en el Llao Llao”, expresó el matutino.
Además, relata que aunque Macri pidió que le adecuaran las cabañas de Cumelen, no dio señal alguna por ahí: eligió pernoctar en los campos que tiene el inglés.
Por lo visto, el Gran Diario Argentino no lo trata en los términos de un apoyo irrestricto. Pero esa es harina de otro costal, para tratarlo en otra nota. El grupo, por lo visto, tiene otros planes y Macri no aparece aparentemente en sus prioridades.
En tanto “el boxeador” Lewis, sin proponérselo, dio un golpe contundente al presdente argentino. ¿Será por el carácter del invitante que Macri prefirió ocultar su hospedaje?

Macri pasó el fin de semana en una propiedad de Joe Lewis, el magnate que impide ilegalmente el acceso al lago Escondido
Este fin de semana, el presidente Mauricio Macri estuvo alojado en una propiedad del magnate inglés Joe Lewis y utilizó el helicóptero del empresario.
La estancia donde el presidente se alojó junto con su familia está ubicada unos 50 kilómetros al norte de El Bolsón. Se trata de un predio de doce mil hectáreas adquirido por el magnate en la década del 90 por la suma de 14 millones de dólares. El lugar es inaccesible para la prensa y sólo se puede llegar allí vía aérea.
Lewis es el multimillonario británico que impide ilegalmente el acceso al lago Escondido a pesar de una orden del Superior Tribunal de la provincia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario