jueves, 27 de abril de 2017

EL PAIS:“El gobierno encaró una campaña frontal contra el movimiento obrero”


Juan Carlos Schmid, uno de los tres secretarios generales de la CGT, acusó al Gobierno de querer “hundir” a esa central obrera y “reemplazar a sus dirigentes por personeros domesticados”, a partir de un discurso de confrontación que “intenta agrietar más aún a la sociedad” de lo que ya está.
“Se ha encarado una campaña frontal contra el movimiento obrero organizado. La orden parece ser: ´Hundan a la CGT´“, protestó el dirigente sindical en un artículo publicado este domingo en el diario Perfil.
Para Schmid, el Gobierno pretende disimular la “conflictividad ya existente” presentando “al sindicalismo y a la CGT como el centro de todos los males de nuestra maltrecha Argentina”.
“Desde despachos oficiales, call centers de “trolls” y usinas ideológicas de todo calibre, se busca presentar al sindicalismo y a la CGT como el centro de todos los males de nuestra maltrecha Argentina. Se pretende resolver la cuestión haciendo desaparecer al movimiento obrero de un plumazo, o algo peor, reemplazar a sus dirigentes por personeros domesticados que no “pongan palos en la rueda” de una supuesta marcha hacia el desarrollo, la “pobreza cero” y la “unión de los argentinos”, analizó.
Sin embargo, el dirigente moyanista aclaró que “la CGT no es la causa de los conflictos de nuestra sociedad” sino que “por el contrario, es parte ineludible de su solución”.

SANTA FE:Si esto sigue así, los productores porcinos vamos a desaparecer"

El productor porcino de Santa Fe, Dardo Scorti, se refirió a cómo afectaron las políticas económicas del gobierno nacional a los pequeños productores porcinos.
FM Chalet hablo con Dardo Scorti, productor porcino de la localidad de Nelson, ubicada a 40 km al norte de la ciudad de Santa Fe, sobre la actualidad del sector. “Nuestro emprendimiento familiar comenzó en 2005 con apenas 5 cerdas y llegamos a tener 160. Mucho tuvo que ver, además de nuestro propio esfuerzo laboral, la política del gobierno anterior que básicamente consistía en cuidar el mercado interno, protegiendo a la producción nacional e incentivándonos a incorporar valor agregado a la materia prima”, explicó el pequeño productor.
Sin embargo, el productor detalló que la situación actual es diferente: “El tarifazo nos está ahogando, nosotros pagábamos $7.000 de luz y ahora nos llegó la factura por $25.000. Además hay que sumarle la decisión política de abrir las importaciones y al ingresar carne de cerdo de Brasil y Canadá más barata nos compran menos a nosotros, los nacionales.”
También, Scorti señaló que “al quitar las retenciones a los granos con los que alimentamos a los cerdos, éstos aumentaron muchísimo de precio lo que nos bajó más todavía la rentabilidad. A pesar de que la gente no deja de consumir carne de cerdo porque es más barata que la de vaca, nuestra rentabilidad sigue bajando y no sabemos hasta cuándo vamos a aguantar antes de desaparecer.”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario