jueves, 30 de noviembre de 2017

SANTA FE:Preocupación en Fábrica Militar por posible reducción de personal

Luego de que informaran un recorte del 20% del personal, los trabajadores se declararon en estado de alerta y movilización. Señalan que la situación crítica en que se encuentra la fábrica es producto de la incapacidad de los interventores.
Los trabajadores de la Fábrica Militar de la localidad santafecina de Fray Luis Beltrán, se encuentran en estado de alerta y asamblea permanente, luego de una reunión con el interventor de la empresa Luis Riva, quien informó que habrá que reducir el personal en un 20%.
En comunicación con FM Poriajhú, Fernando Peyrano, delegado de ATE en la fábrica dijo que la decisión comunicada por el interventor de achicar el personal “es una afirmación de que va haber despidos”.
Sobre los motivos que llevan a esta situación crítica en la Fábrica Militar de Fray Luis Beltrán, el trabajador explicó que se debe a la incapacidad de los interventores de la fábrica de “hacer convenios con el resto de las provincias para poder insertar la amplia gama de productos que allí se fabrican”.
“Son personas incapaces que la única función que tienen es vaciar y llegar al punto de recortar por el hilo mas fino que son los trabajadores”, cuestionó Peyrano y advirtió que esto llevará a la desaparición de la fábrica.

Por la apertura de importaciones, cierra histórica fábrica de Baigorria

Se trata de Fundición Martínez, una empresa que en la actualidad cuenta con más de 80 empleados. “El contexto nacional tornó inviable el proyecto”, expresó Andrés Ciambotti, gerente de la firma.
Fundición Martínez es una empresa metalúrgica de Granadero Baigorria con 60 años de antigüedad. La planta está ubicada sobre la ruta 34-S, al límite con la localidad de Ibarlucea. En marzo del 2015, tras un largo conflicto en el que peligraron seriamente cientos de puestos de trabajo, la firma se reactivó cuando Carlos Boero se hizo cargo de la gestión. Sin embargo, la apertura de las importaciones y el incremento de la tarifa energética tornaron “inviable” el proyecto, por lo que la firma cerrará sus puertas en enero del año próximo.
Así lo manifestó en diálogo con Conclusión Andrés Ciambotti, gerente de la fábrica, quién indicó que “al no tener una respuesta sostenible en el tiempo que nos permita seguir trabajando tenemos que cerrar”.
“La empresa estaba concursada hasta el año 2014 y a través de un proyecto de la UOM, Carlos Boero S.A. tomó la gestión y comenzó un plan de inversiones, y remodelación de plantas cargas. Pero en los últimos dos años los incrementos energéticos y la apertura de importaciones complicaron la situación”, agregó Ciambotti. Y agregó que en la actualidad “hay más de 80 empleados trabajando”.
“Estamos con una diferencia de costos contra productos de Brasil y China. Hace algunos años se podía competir con Brasil pero hoy estamos por encima de los costos. Y en cuanto a la energía estamos pagando 10 veces lo que pagábamos en 2015. Llegamos a un punto donde es insostenible”.
En relación al acompañamiento por parte del Estado, el gerente de Fundición Martínez expresó: “Nos juntamos con autoridades de la EPE y provinciales para obtener un cuadro tarifario que se ajuste a la situación de una empresa recuperada, pero aun no tuvimos respuestas”, concluyó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario