viernes, 26 de julio de 2019

EL PAIS:Córdoba asambleas ciudadanas rechazan presiones empresariales para flexibilizar leyes ambientales

Advierten los intentos de grupos empresarios de desarticular las audiencias públicas no vinculantes, único mecanismo que tiene la comunidad para defender sus derechos.
En Córdoba, continúan los intentos de modificar la legislación ambiental. El último tuvo que ver con la reunión que llevaron a cabo, Fabián López referente del Ministerio de Ambiente, Agua y Servicios de la Provincia y un grupo de empresarios de diferentes sectores, autodenominado G-6.
El objetivo fue flexibilizar las normativas ambientales vigentes y desarticular el mecanismo de las audiencias públicas, una de los principales herramientas con las que cuenta la comunidad para bregar por sus derechos.
En diálogo con Radio NexoCristian Schneider, integrante de la Coordinadora Ambiental y de Derechos Humanos de las Sierras Chicas, se refirió a esta reunión: “en esta reunión con el ministro de servicios públicos, los grandes empresarios presentaron su demanda de flexibilizar la aplicación de la legislación existente, que ya no se aplica en su totalidad, que se aplica discrecionalmente, que tampoco nos da todas las herramientas que necesitaríamos para bregar por la salud de la población y del entorno ambiental”.
El G6 está compuesto por seis grandes redes empresariales que reúnen a las principales organizaciones gremiales y empresariales de la industria, el comercio, la construcción y los servicios.
Sobre la intención de  estos grupos empresarios de desarticular las audiencias públicas, expresó: “Están pidiendo desarmar el mecanismo de audiencias públicas, que no es el ideal, no es  un proceso de decisión, son audiencias públicas no vinculantes, y aun así eso les molesta y quieren desarmar. Ni siquiera es un mecanismo de decisión, de decir cuál es la política pública que queremos en conservación, en desarrollo, cuáles son las formas de producir que queremos. Ni siquiera tenemos esos espacios, en las audiencias públicas no se puede discutir ese tipo de política a pesar de que las personas van y emiten opiniones”.
A su vez, agregó que el trasfondo de la situación es que “no hay una política pública construida desde lo participativo, que genere decisiones sino que la política pública es esta trama de relaciones de poder, donde el más fuerte es el que impone su forma de ver las cosas”.
Sobre el rol de estos grandes grupos empresarios en la imposición de formas de vivir, Schneider dijo: “Hemos naturalizado que la única forma de producir es con agrotóxicos, que la única forma de obtener materiales es instalar una fábrica contaminante en la ciudad. Parece que hemos naturalizado estos procesos que estos modelos de capital nos ha impuesto”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario