EL PAIS:El Gobierno implementará un sistema de premios y castigos salariales para empleados públicos

El ministerio de Modernización avanza en la puesta en marcha de una universidad para trabajadores estatales y un sistema de capacitaciones y evaluaciones. Quienes no reflejen avances al final de cada año sufrirán penalidades.
El Gobierno de Cambiemos se prepara para implementar en los próximos días un sistema de premios y castigos salariales para empleados públicos en función de su capacitación. Para ello creará una universidad para trabajadores estatales, con cursos presenciales y virtuales. Así, sólo quienes avancen en su formación podrán incrementar su salario por encima de las negociaciones paritarias de cada año. Quienes no lo hagan sufrirán penalidades, aunque no se especificó de qué manera.
La iniciativa surgió, según publicó el diario La Nación, de un pedido que hizo el presidente Mauricio Macri al ministro de Modernización, Andrés Ibarra, a cargo de la implementación del proyecto. “¿Se imaginan ir a una oficina pública y que los atienda un empleado comprometido y formado?", se preguntó el Ministro. El plan contempla que este año pasen por ese sistema unos 85.000 empleados de la administración central.
Ese sector del Estado nacional está integrado por 210.000 empleados, en las áreas de Presidencia, ministerios, Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), PAMI y el Instituto Nacional de Cinematografía y Artes Audiovisuales (Incaa). Pero el objetivo a más largo plazo es que la medida alcance a todos los organismos del Estado nacional, las provincias y los municipios: es decir, más de cuatro millones de empleados estatales.
Este año, la iniciativa dispondrá de un presupuesto de 60 millones de pesos, para financiar 219 cursos destinados a distintos estratos de la administración pública, de los cuales el 42% implican una participación presencial. La mayor parte, sin embargo, será de carácter virtual. Modernización avanza con la licitación para obtener esos servicios, aunque aún no trascendió con qué empresas.
El proyecto oficial contempla que, para un empleado público, avanzar en su formación sea la única manera de crecer en la carrera e incrementar su salario por encima de las negociaciones paritarias que cada año. Por el contrario, quienes no hagan los cursos sufrirán penalidades.
La evaluación para distinguir a unos y otros se hará al final de cada año. Las evaluaciones negativas perjudicarán al empleado en su carrera, aunque hasta ahora no se especificó de qué manera.

El macrismo invitará a 200 empresarios a una gira por España

Obsesionado por conseguir las famosas inversiones tan prometidas, el macrismo hará una jugada muy polémica para tratar de caerles bien a los empresarios. Es que invitarán con fondos públicos a un grupo de 200 empresarios a España.
Mientras se continua con el plan de ajuste que desplegó el gobierno desde el minuto uno de su gestión, ahora se invitarán a unos 200 empresarios a una gira por el viejo continente.
La visita será a fin de febrero y de la comitiva de sean parte los funcionarios argentinos y también unos 150 empresarios, además de unos 50 ejecutivos. Se trata de una visita que hará el Gobierno argentino a los empresarios por lo que le pagarán todas las costas del viaje.
El contrapunto aparece cuando mientras internamente el macrismo mantiene un discurso de austeridad y llama a tener la computadora apagada y el aire acondicionado en 24°, hay fondos que se utilizan para pagarle un viaje a empresarios a España.

Carlos Acuña: "El Gobierno no cumple en nada"

Carlos Acuña, consideró que en el gobierno de Mauricio Macri se ponen "de lado de los patrones" porque "todo lo que es para los trabajadores lo bombean", en tanto advirtió que en las próximas negociaciones paritarias los sindicatos no van a aceptar techos para la suba salarial sino que van "a discutir en la realidad".
"Se firmó un acuerdo antidespidos y no se cumplió. Ahora atacaron un aumento salarial de los bancarios. No cumplen en nada, todo lo que es para los trabajadores lo bombean", fustigó Acuña.
El gremialista afirmó que "la gente está enojada porque cada vez trabaja más y la plata le alcanza menos".
 Asimismo, apuntó contra el gobierno porque "en vez de exigirles" a los empresarios "que cumplan" con el acuerdo para que no haya despidos "se ponen del lado de los patrones" y puso como ejemplo el caso del acuerdo salarial de los trabajadores bancarios que no fue homologado por el Ministerio de Trabajo.
Consultado sobre el tope de 17 por ciento de suba salarial que propicia el gobierno en el caso de las paritarias de los estatales en línea con la meta de inflación oficial prevista para este año, Acuña previno: "Nosotros no le vamos a poner techo, vamos a discutir en la realidad, no en lo que el gobierno diga".
"Las paritarias son para que cada sindicato en su sector discuta de acuerdo a las posibilidades que tenga", añadió.
Ante la pregunta de cuánto cree que será la inflación de 2017, Acuña admitió que "la verdad es que es incalculable" pero aseguró que "lo que el gobierno habla del 17 por ciento, no va a ser, va a ser mucho más".
En cuanto a los dichos del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien atribuyó a motivos políticos el paro que impulsa la CGT para la segunda quincena de marzo, Acuña reiteró que el funcionario es un "alcahuete" y "olfa" y lo acusó que hablar siempre "en contra de los trabajadores".
"Si quiere ser alcahuete y olfa de los gobiernos de turno que lo sea pero que no mienta ni diga cosas en contra de los trabajadores. Que se ocupe de trabajar que ya cobró el sueldo y todavía no hizo nada. Lo único que hizo fue hablar un par de veces por los medios nada más y casualmente en contra de los trabajadores", retrucó.
Por último, consultado sobre si el gobierno quiere flexibilizar las condiciones laborales, el gremialista aseveró que "sí, está a la vista", y aseveró que "ellos están en esa linea para atacar a los convenios colectivos de trabajo" "Es claramente un gobierno que se puso de un lado: en contra de la gente que trabaja", concluyó.

Comentarios